Tartar de salmón

Receta de tartar de salmón

Tartar de salmón fácil

Tartar de salmón fácil

El pescado es uno de los productos que tenemos que incluir en nuestra dieta, porque apenas tiene grasa, es una fuente importante de vitaminas y hay pescados que están realmente deliciosos como es el salmón. Se trata de un pescado rico en ácidos Omega 3 y en grasas saludables, siendo un excelente alimento para toda la familia.

Gracias a Thermomix podemos prepararlo de muchas formas diferentes, para que no se elabore frito o a la plancha, la forma más extendida de hacerlo.

Para que lo preparéis de una forma diferente y sobre todo, deliciosa, os vamos a dar la receta del tartar de salmón.

Para su elaboración se requieren estos ingredientes:

  • 700 gramos de salmón sin piel ni espinas
  • 100 gramos de cebolleta.
  • 80 gramos de pepinillos en vinagre.
  • 40 mililitros de aceite de oliva virgen extra.
  • 20 gramos de alcaparras.
  • 20 gramos de mostaza.
  • Una cucharada de vinagre de vino (sirve vinagre de Módena)
  • Una pizca de sal

Modo de elaboración

Se prepara de una manera muy sencilla y rápida, por lo que podréis aprovechar este plato para un día en el que no tengáis mucho tiempo o queráis cambiar las comidas a las que estáis acostumbrados o acostumbradas a hacer en casa.

Comenzaremos congelando el salmón durante unas dos horas para que se endurezca y de esta forma conseguir que se corte mejor.

Cuando esté semi congelado lo trocearemos y pondremos la mitad en el vaso de la Thermomix y programaremos 3 segundos a velocidad progresiva 7-9, lo sacaremos, reservaremos y haremos lo mismo con la otra mitad.

El siguiente paso es poner la cebolleta, los pepinillos, la mostaza, la sal, el aceite, las alcaparras y el vinagre en el vaso, programaremos 3 segundos y velocidad 5 para picarlo todo, lo sacaremos y mezclaremos con el salmón muy despacio para que se mezclen bien los sabores y para no deshacer el pescado.

Tendremos que comprobar cómo está de sal, rectificaremos si es necesario y dejaremos reposar toda la mezcla dos o tres horas antes de su consumo.

Ahora solo queda emplatar y para ello lo mejor es hacerlo con un molde redondo o cuadrado si queremos una forma más original, presionaremos un poco para que al desmoldar no pierda la forma y después podemos decorar con cebollino o rúcula y un chorrito de vinagre balsámico.

Cabe recordar que para este plato, como el salmón está troceado, podemos utilizar rodajas de salmón, filetes o el salmón que viene envasado al vacío.